Baccarat en vivo

Si eres un experimentando jugador de blackjack, sin duda te gustará conocer más detalles sobre el baccarat. Si bien lo más común en este juego es que haya un solo jugador enfrentando a la casa, es posible aumentar el número total de participantes.

El objetivo consiste en obtener un número lo más aproximado posible al 9 (a diferencia del blackjack, en donde se busca aproximarse al 21). Los participantes desafían a un dealer que actúa en representación de la casa.

La versión en vivo posibilita simular la experiencia de una partida real, ya que te enfrentas a un crupier real con quien puedes interactuar a través de video (mediante la tecnología de streaming).

Compara diversos casinos online en casinosnuevos.cl y elige tu favorito para comenzar a jugar.

Los mejores casinos para jugar al baccarat en vivo
Bonos de Hasta USD 1300
Bonos de 150.000 ARS
150 GIROS EXTRA
Bono de Bienvenida del 100%
25 Giros Gratis

Cómo jugar al baccarat en vivo

La dinámica del baccarat es similar a la del blackjack. Y en su versión en vivo, nada cambia. El juego es dirigido por un crupier y se utilizan ocho barajas estándares de 52 cartas. Los ases tienen el valor más bajo, 1 punto. Las cartas del 2 al 9 tienen el mismo valor que aparece en el naipe. Las cartas con un valor mayor de 10 se interpretarán como que valen 0. Antes de comenzar el juego debés apostar a si el jugador o la banca ganarán la ronda.

También tendrás la opción de apostar a que la mano acabará empatada. En todas las partidas, el crupier inicia repartiendo dos naipes tanto a la banca como para el jugador. También se juegan dos manos: una la hace el jugador y otra la banca. El objetivo del juego es sumar 9 puntos en una mano.

Si el jugador suma menos de 5 puntos, puede sacar otra carta. Si suma 6-7 puntos no se pueden sacar más cartas y si suma 8-9 puntos, el juego finaliza. El valor de cada mano se calcula eliminando el primer dígito si la ronda equivale a 11 o más. Por ejemplo, un 7 y un 9 suman 16 y se elimina el 1. Así, la mano termina con un valor de solo 6.

Estrategia del baccarat en vivo

Hay muy pocas estrategias aplicables a este juego y ninguna resulta absolutamente infalible. Además, no existe ninguna diferencia en cuanto a la estrategia ya se juegue en vivo o no. Una de las estrategias mejor conocidas entre los jugadores experimentados es la de evitar las apuestas de empate y otras apuestas paralelas.

En el juego existen tres tipos de apuestas: a la banca, al jugador y al empate. Si apostás por el empate, tenés una probabilidad muy baja de ganar, porque este tiene un porcentaje del 14% a su favor. También podrás aplicar la estrategia de La Martingala, si tenés más experiencia. La clave del éxito está en jugar con racionalidad.

Probabilidades de ganar en el baccarat en vivo

El RTP es el retorno teórico al jugador, por sus siglas en inglés. El RTP del juego se suele aplicar a las máquinas tragamonedas y no tanto a los juegos de mesa como el baccarat. Sin embargo, al tratarse de un juego online, el baccarat en vivo también tiene un RTP de alrededor del 98,94 % para la banca, 98,76 % para el jugador y 85,64 % para el empate.

Cuando apostás por el jugador y ganás, se te paga 1:1. Cuando lo hacés por la banca y ganás, se te pagará 0,95: 1. Pero si vos y la casa empatan con el mismo valor, y has apostado por eso, tu pago es de 8: 1. Hay algunas apuestas paralelas a jugador, banca y empate, como par del jugador, par de la banca, par perfecto y cualquier par. La apuesta por par perfecto tiene el mayor pago potencial, que es de 25:1.

Este pago se activa si las dos primeras cartas, ya sea de jugador o de la banca, forman un par del mismo tipo. Si pretendés mejorar tus probabilidades de ganar en este juego, es importante que te tracés un objetivo y te fijés un límite respecto a la plata que esperás conseguir.

Glosario: conocé la jerga

Para dominar cualquier juego es importante conocer tanto su dinámica como el vocabulario o jerga que en él se emplea. A continuación, te hablamos sobre algunos de los términos clave para comprender mejor el juego. “Pares”, que es la apuesta sobre si se producirá un par en las posiciones de banca o jugador.

“Grande/pequeño” es una apuesta sobre el número total de cartas repartidas durante la ronda de juego. Pequeño es cuatro, mientras que grande es cinco o seis. El pago máximo es de 1.5: 1. Otro término es “Bono Dragón”, así se conoce a la apuesta sobre la diferencia de puntos entre las distintas manos.

Cuanto mayor sea esta diferencia, mayor será el pago. El pago máximo es de 30:1. También está el “Bono Egalite”, una apuesta sobre el número en el que empatarán las manos. En este caso, el pago máximo es de 220: 1 por un empate a dos.

Otra expresión es “Lucky 6”, que se refiere a una apuesta sobre si la suma de la mano será 6. Aunque hay que aclarar que esta forma de apuesta solo se ofrece en el baccarat sin comisión.

Todo lo que necesitás saber para jugar al baccarat en vivo

Vas a encontrar muchos consejos y estrategias para este juego. Sin embargo, no hay una fórmula garantizada de ganar y obtener beneficios. Hay tantas opiniones diferentes sobre cómo apostar y el problema es que todos piensan que su “sistema” es el indicado.

Lo que estas personas olvidan es que en el baccarat siempre ha existido un elemento de suerte y azar. Y el baccarat en vivo no es una excepción. Un consejo muy importante a tener en cuenta es estudiar toda la información disponible para los jugadores.

La mayoría de los sistemas se basan en tendencias, cosas que han sucedido en el pasado y que pueden tener influencia en eventos futuros. Son estas tendencias las que llevaron al desarrollo de hojas de ruta de baccarat que detallan los resultados de cada mano.

Basándose en esta información, muchos creen que es posible predecir tendencias futuras. Por supuesto, si eso fuera cierto, todos ganarían y eso no sucede.

Nuestra opinión sobre el baccarat en vivo

El baccarat tiene un aire de misterio a su alrededor. Si no se conoce bien el juego, puede parecer difícil. No obstante, la realidad es que el baccarat es uno de los juegos de mesa más fáciles y sencillos que existen.

El juego ofrece solamente tres opciones principales de apuesta: banca, jugador y empate. La única decisión importante requerida por parte del jugador es la de decantarse por una de esas tres opciones. El resto del juego lo controla el crupier de acuerdo a un conjunto de reglas muy específico.

El juego también ofrece a sus participantes una impresionante variedad de apuestas complementarias que le añaden un aire de autenticidad y enriquecen la experiencia del jugador. Evidentemente, todo esto también aplica a la versión en vivo donde la emoción aumenta. En definitiva, es un juego altamente recomendable.